23/3/11

Vengo a pedir perdón en nombre del Estado... Néstor Kirchner

...por la verguenza de haber callado durante 20 años de Democracia.

El discurso de Nestor Kirchner en el acto por la creación del Museo de la Memoria y la recuperación del predio de la ESMA, fue un punto de quiebre y de no retorno en relación a la política de Derechos Humanos hasta entonces implementada por los gobiernos democráticos.

Durante años nos quisieron convencer que la discusión sobre el pasado estaba saldada y cerrada y que el sentido de nuestro presente sólo se podía encontrar en la moda y el consumo.
Las disculpas de Kirchner en nombre del Estado Nacional pusieron fin a esa cadena de impunidad.

7 años después de aquel acto, los procesos judiciales a los miles de genocidas, asesinos y ladrones de bebés, están en marcha y son una realidad que nada ni nadie podrá interrumpir.
Es innegable el rol que tuvieron las madres y abuelas de Plaza de Mayo y tant@s militantes de organismos de DDHH en los logros obtendidos. Su lucha, su fuerza, sin duda fueron claves para que las barbaridades cometidas no se perdieran en el olvido.

Pero no podemos dejar de reconocer en la política de Derechos Humanos del gobierno de Néstor y en el de Cristina, la voluntad y convicción de que nada grande se puede construir sobre la base de la impunidad.

El impulso a los juicios, la anulación de las leyes de impunidad, el feriado nacional, la recuperación de los centros clandestinos de detención como espacios para la memoria, los programas de educación y memoria, la depuración y renovación de las Fuerzas Armadas, son algunas de las tantas medidas que tenemos que reivindicar y defender.

Hoy la política de respeto y preservación de los Derechos Humanos es una política de Estado y debe ser motivo de orgullo para tod@s.

Para los genocidas y cómplices civiles, LA CARCEL
Para tod@s, JUSTICIA.

NUNCA MAS muerte y desaparición en Argentina y América latina.
NUNCA MENOS de lo conseguido hasta ahora.


1 comentario:

  1. Blog de humor K ¿SE PUEDE ESTAR CONTENTO UN 24 de marzo?Yo apenas tengo 10 años así que, prácticamente, me crié y eduqué en la cultura de los derechos humanos del kirchnerismo. Por lo tanto, y por suerte, no viví aquellos año ...s de la dictadura. Más aun: ... creo que ni me animé a nacer para no ser un desaparecido más. Por lo tanto, hablar de esa época me resulta tan lejano como referirme a las invasiones inglesas de 1806 o a la revolución de mayo de 1810. Comprenderán, entonces, que para redactar esta nota tuve que recurrir a los adultos. Principalmente a mis padres, a la maestra y a mi tío.
    Cuando interrogué a mi padre sobre la cuestión que titula este escrito, él argumentó más o menos lo siguiente:
    "Si a la mayoría de los genocidas o los metimos presos o están procesados; si sus voceros de antaño. como Grondona o la Legrand, van perdiendo toda credibilidad; si los apropiadores de los hijos de los desaparecidos, incluída la conchuda de Ernestina, han sido desenmascarados; si estamos alineados con los gobierno como los de Evo, Chávez o Correa que son la punta de lanza para la liberación definitiva de latinoamérica ... ¿por qué carajo vamos a estar tristes?.
    Mis compañeros ultrajados y asesinados, estén donde estén, seguro que están festejando pues saben que sólo perdieron una batalla pero, que al final, después de más de treinta años, están ganando la guerra.
    ¡Qué estén tristes los milicos y la puta oligarquía que los parió!" LEER MAS EN EL BLOG: www.kikitodulce.blogspot.com

    ResponderEliminar